Vecinos... (o una taza de café)
Jueves 10 de diciembre del 2015

Artistas: Fernanda Barreto, Juan Caloca, Eder Castillo, Viviana Díaz, Gabriel Escalante, Taka Fernández, Claudia Fernández, Manuela García, Susana GO, Darío Meléndez, Jason Mena, Iosu Zapata

Pensemos en todas esas ideas y bromas que se tiran cuando estas con los amigos. Algunas de ellas cruzan la frontera, y a veces guardan algo de verdad, o resultan interesantes después de la risa. Cada vez que nos juntábamos a dibujar, pintar o solo conversar de nuestras inquietudes, era imposible no mencionar el hecho de que en el barrio donde vivimos estaba sucediendo algo. Parte de la gentrificación que actualmente vive una de las colonias más antiguas de la capital, es resultado del inminente atasque y plusvalía en colonias como la Condesa o la Roma; algo así como en el capitulo de los Simpsons, donde los hipsters habitan y consumen Springfield, y esta es agotada rápidamente para buscar nuevos horizontes en su existencia colectiva.

No era tan descabellado pensar, después de la broma, en una pequeña exhibición que hablara de esto sin que lo dijera literalmente. Era casi obligado hacer un ejercicio de velocidad y respuesta. La mayoría de los artistas que pensamos para esta muestra estaban cerquisima, físicamente hablando, en las inmediaciones de la colonia, e inclusive en el mismo edificio. Este es el Zanga, un inmueble de los años 40 que se ubica sobre la calle de Santa Maria, y es residencia de varios artistas visuales; y por ende un contexto ideal para realizar un experimento a la usanza de los viejo salones de pintura (muy escuetamente hablando para ser sinceros). Pensamos rápido, pues teníamos poco tiempo para realizarla, ya que el departamento tenía que ser devuelto al casero en un par de días por algunas mejoras a la infraestructura; esto no mermo en el interés de la gente con la que hablamos, e invitamos a participar. Sin embargo pienso, que esta estructura nos hizo optar por las posibilidades que teníamos en las manos, pero es indudable que más artistas están en la colonia, y que además, se irán sumando con los meses y años, pues es casi seguro que, pinta para convertirse en la siguiente hip-zone de la Ciudad de México. Solo faltan las galerías comerciales y será un hecho consumado de lo que intentaba hablar nuestro experimento. Por eso esta muestra solo es la primera, de nos sabemos cuantas que vendrán, pero que por el simple hecho de ser vecinos, nos incita a seguir encontrando lineas de acción y reflexión sobre lo que hacemos todos los días.

-Gabriel Escalante